¿Qué es el Plan Marshall?

¿Qué es el Plan Marshall?

Resultado de imagen para ¿Qué es el Plan Marshall?

El Plan Marshall (o ERP, European Recovery Program) fue un proyecto politico-económico norteamericano para la reconstrucción de Europa tras la Segunda Guerra Mundial. El plan tomó el nombre del entonces secretario de Estado George C. Marshall, que el 5 de junio de 1947, desde la Universidad de Harvard, anunció al mundo la decisión de Estados Unidos de poner en marcha un plan de ayudas económicas y financieras para Europa, para evitar que el continente se sumiera en una profunda crisis económica, política y social como consecuencia de las devastaciones de la guerra.

Lo que motivó la iniciativa de Marshall fue la convicción con tintes utópicos de que el establecimiento de un marco de colaboración entre las dos orillas del Atlántico había de contribuir a la construcción de un mundo en paz en el futuro. Y sin duda Estados Unidos era la única potencia mundial capaz de poner en práctica esta iniciativa.

Gracias a sus excedentes de producción y a su tejido industrial y económico en pleno rendimiento (recordemos que durante la Segunda Guerra Mundial su territorio nunca se vio afectado), el país podía iniciar y liderar un proceso de revitalización económica.

La oferta americana fue acogida y analizada por los ministros de Exteriores de dieciséis países de Europa occidental en una conferencia realizada en París en julio de 1947.

El plan fue inmediatamente aceptado por Francia, que sin embargo solicitó incluir en los encuentros preparatorios también a la Unión Soviética. Stalin, tras iniciales muestras de interés, rechazó participar en el negociado, y obligó a adoptar la misma postura a todos los países de su área de influencia.

El plan contemplaba la dotación de un fondo con 17.000 millones de dólares distribuidos en cuatro años, y los países beneficiarios fueron Austria, Bélgica, Luxemburgo, Dinamarca, Francia, Alemania occidental, Grecia, Irlanda, Islandia, Italia, Países Bajos, Noruega, Portugal, Reino Unido, Suiza, Suecia y Turquía (el único gran país europeo que no se benefició del plan fue España, puesto que no había participado en la guerra y porque, además, había simpatizado con el régimen nazi). Se creó un organismo técnico, llamado Organisation for European Economic Cooperation, con el objeto de supervisar y ayudar a las naciones europeas en la utilización de los fondos.

Si bien la finalidad principal de las ayudas era la de reconstruir gradualmente la economía europea, y solo de forma secundaria dar respuesta a necesidades contingentes, lo cierto es que la mayoría de los beneficiarios prefirieron utilizar los fondos para financiar la compra de alimentos, combustible y productos industriales, y solo más tarde recurrieron a ellos para reconstruir la estructura industrial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *